¿Como alquilar un coche en Italia? Precios y requisitos

Italia es uno de los países más bonitos y visitados del mundo. Sin embargo, para aprovechar al máximo tu viaje a Italia, puedes alquilar un coche que te permita desplazarte con libertad y comodidad por sus diferentes regiones y ciudades. En este artículo te vamos a explicar como alquilar un auto en Italia, precios y requisitos.

Requisitos para alquilar un coche en Italia

Si has decidido alquilar un coche en Italia para disfrutar de sus maravillosos paisajes y ciudades, debes saber que hay una serie de requisitos y condiciones que debes cumplir para poder hacerlo sin problemas. Estos requisitos pueden variar según la empresa de alquiler que elijas, pero en general son los siguientes:

Documentos necesarios

Para alquilar un coche en Italia, necesitarás presentar los siguientes documentos:

  • Permiso de conducir: Debe ser válido y tener una antigüedad mínima de 1 año. Si eres ciudadano de la Unión Europea, puedes usar tu permiso de conducir nacional. Si no, necesitarás un permiso de conducir internacional o una traducción jurada de tu permiso de conducir.
  • Tarjeta de crédito: Debe estar a tu nombre y tener suficiente saldo para cubrir el depósito de seguridad que te solicitará la empresa de alquiler. El depósito se bloqueará en tu tarjeta hasta que devuelvas el coche y se comprobará que no tiene daños ni multas.
  • Documento de identidad o pasaporte: Debe ser válido y coincidir con los datos del permiso de conducir y la tarjeta de crédito.

Edad mínima

La edad mínima para alquilar un coche en Italia suele ser de 21 años, aunque algunas empresas pueden exigir 23 o 25 años según el tipo de vehículo que quieras alquilar. Además, si tienes menos de 25 años, es posible que tengas que pagar una tarifa adicional por ser considerado “joven conductor”, que puede variar entre 10 y 30 euros por día.

Condiciones adicionales

Además de los documentos y la edad mínima, hay otras condiciones que debes tener en cuenta a la hora de alquilar un coche en Italia:

  • Kilometraje: Algunas empresas ofrecen kilometraje ilimitado, lo que significa que puedes conducir todo lo que quieras sin pagar extra. Otras empresas limitan el número de kilómetros que puedes recorrer por día o por semana, y te cobran una tarifa por cada kilómetro adicional. Asegúrate de revisar esta condición antes de reservar tu coche.
  • Seguro: Al alquilar un coche en Italia, tendrás incluido el seguro obligatorio de responsabilidad civil, que cubre los daños que puedas causar a terceros. Sin embargo, este seguro no cubre los daños que pueda sufrir tu propio coche, ni el robo o la pérdida del mismo. Por eso, es recomendable contratar un seguro adicional que te ofrezca una mayor cobertura y tranquilidad. Puedes hacerlo con la misma empresa de alquiler o con una compañía externa.
  • Conductor adicional: Si viajas acompañado y quieres compartir la conducción con otra persona, debes informarlo a la empresa de alquiler e incluirlo en el contrato. De esta forma, ambos estaréis cubiertos por el seguro y podréis conducir el coche sin problemas. Ten en cuenta que algunas empresas pueden cobrarte un suplemento por cada conductor adicional.

¿Cuánto cuesta alquilar un coche en Italia?

¿Cuánto cuesta alquilar un coche en Italia?

Es importante que tengas en cuenta los precios que te puede suponer alquilar un coche, ya que pueden variar mucho según el tipo de vehículo, la duración y la temporada que elijas.

Tipo de vehículo

El tipo de vehículo que elijas para alquilar un coche en Italia influirá mucho en el precio final. Por lo general, los coches más pequeños y económicos son los más baratos, mientras que los coches más grandes y lujosos son los más caros. Además, también debes tener en cuenta el consumo de combustible y el espacio que necesites para tu equipaje y tus acompañantes. Alquilar un coche de tamaño normal en Italia cuesta desde unos 26 € al día, según la temporada y la oferta local. Un coche más pequeño cuesta unos 12 € / día.

Duración

La duración del alquiler también afecta al precio que pagarás por tu coche en Italia. Cuanto más tiempo alquiles el coche, más barato te saldrá el precio por día. Sin embargo, también debes tener en cuenta que al alargar el alquiler tendrás que pagar más por el seguro, el combustible y posibles tasas adicionales. De media, alquilar un coche más pequeño en Italia cuesta aprox. 84 € por semana (12 € por día). Un coche de alquiler de tamaño normal cuesta aprox. 182 € por semana. Si alquilas el coche por un mes, el precio medio sería de 336 € para un coche pequeño y de 728 € para uno normal.

Te puede interesar:  Carnaval en Italia: historia, tradición y diversión

Temporada

La temporada en la que viajes a Italia también influirá en el precio del alquiler del coche. En general, los precios son más altos en verano y en fechas festivas, cuando hay más demanda y menos disponibilidad. Por el contrario, los precios son más bajos en invierno y entre semana, cuando hay menos turistas y más ofertas. Por ejemplo, alquilar un coche económico en Roma cuesta desde 14 € / día en noviembre, mientras que cuesta desde 23 € / día en agosto.

Proceso para alquilar un coche

Formas de reservar un coche en Italia y sus ventajas y desventajas

A la hora de reservar el vehículo, hay dos formas principales de hacerlo: en línea o en persona. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada una? ¿Qué consejos podemos seguir para encontrar las mejores ofertas y comparadores de precios? Veamos a continuación.

Alquilar un coche en línea en Italia

La forma más cómoda y rápida de alquilar un coche en Italia es hacerlo a través de internet, ya sea desde el ordenador, el móvil o la tablet. Algunas de las ventajas de esta opción son:

  • Puedes comparar precios, condiciones y disponibilidad de diferentes compañías de alquiler en un solo clic, sin tener que desplazarte ni hacer colas.
  • Puedes reservar con antelación y aprovechar ofertas especiales, descuentos o tarifas flexibles que se ajusten a tus necesidades.
  • Puedes elegir el modelo, la categoría y los extras que quieras para tu coche, así como el lugar y la hora de recogida y devolución.
  • Puedes pagar con tarjeta de crédito o débito de forma segura y recibir la confirmación y el comprobante de tu reserva por correo electrónico.

Alquilar un coche en línea en Italia también tiene algunas desventajas, como:

  • Puedes encontrarte con cargos ocultos o adicionales que no estaban incluidos en el precio inicial, como el seguro, el combustible o las tasas.
  • Puedes tener problemas para cancelar o modificar tu reserva si cambian tus planes o si no estás conforme con el coche que te asignan.
  • Puedes tener dificultades para contactar con el servicio de atención al cliente o resolver incidencias si hay algún error o inconveniente con tu reserva.

Alquilar un coche en persona en Italia

La forma más tradicional de alquilar un coche en Italia es hacerlo directamente en la oficina o el mostrador de la compañía de alquiler, ya sea en el aeropuerto, la estación de tren o el centro de la ciudad. Algunas de las ventajas de esta opción son:

  • Puedes ver y comprobar el estado del coche antes de alquilarlo, así como elegir otro si no te convence el que te ofrecen.
  • Puedes negociar el precio, las condiciones y los extras con el agente de alquiler, así como solicitar una factura detallada.
  • Puedes resolver cualquier duda o problema con el personal de la compañía, que te atenderá de forma personalizada y cercana.

Alquilar un coche en persona en Italia también tiene algunas desventajas, como:

  • Puedes perder tiempo y dinero en desplazarte hasta la oficina o el mostrador de alquiler, así como en hacer los trámites y el papeleo.
  • Puedes encontrarte con una menor disponibilidad o variedad de coches, especialmente en temporada alta o si no has reservado con antelación.
  • Puedes pagar más caro por tu alquiler, ya que los precios suelen ser más altos que los que se ofrecen en línea.

Consejos para encontrar las mejores ofertas y comparadores de precios en Italia

Para alquilar un coche al mejor precio y con las mejores condiciones en Italia, te recomendamos seguir estos consejos:

  • Compara diferentes opciones y ofertas en internet antes de reservar. Puedes usar comparadores de precios como Skyscanner, Rentalcars.com o Kayak, que te muestran los precios y las condiciones de diferentes compañías de alquiler en un solo lugar.
  • Reserva con antelación y aprovecha las tarifas flexibles o las ofertas especiales que ofrecen algunas compañías. Así podrás ahorrar dinero y asegurarte la disponibilidad del coche que quieres.
  • Elige el coche que mejor se adapte a tus necesidades. No pagues por extras o servicios que no vayas a usar, como el GPS, la silla infantil o el conductor adicional. También ten en cuenta el tamaño, el consumo y el tipo de combustible del coche.
  • Revisa las condiciones del contrato de alquiler antes de firmarlo. Fíjate en el precio final, la cobertura del seguro, el depósito, la política de combustible, el kilometraje y las penalizaciones por cancelación o retraso.
  • Inspecciona el coche antes de recogerlo y devolverlo. Comprueba que no tenga daños ni desperfectos y que coincida con lo que has reservado. Si encuentras algún problema, comunícalo al agente de alquiler y haz fotos como prueba.
  • Devuelve el coche en el mismo estado y con el mismo nivel de combustible que lo recogiste. Así evitarás cargos adicionales o sorpresas desagradables.
Te puede interesar:  ¿Cuáles son los tipos de pasta en Italia?

Rutas para recorrer en coche en italia

Rutas o destinos interesantes para recorrer en coche por Italia

Italia es un país que invita a explorarlo en coche, ya que ofrece una gran diversidad de paisajes, culturas y gastronomías que se pueden disfrutar a lo largo de sus carreteras. Desde los Alpes hasta Sicilia, pasando por la Toscana, la Costa Amalfitana o los lagos del norte, hay opciones para todos los gustos y presupuestos.

La Costa Amalfitana

La Costa Amalfitana es una de las rutas más clásicas y espectaculares de Italia, que recorre unos 75 km de litoral entre Salerno y Sorrento, en la región de Campania. Se trata de un tramo de carretera que bordea el mar Tirreno y que atraviesa pueblos pintorescos como Positano, Amalfi o Ravello, donde se pueden admirar casas de colores, iglesias barrocas y terrazas con limoneros. La ruta también ofrece vistas impresionantes de acantilados, calas y playas, así como la posibilidad de visitar la isla de Capri o las ruinas de Pompeya.

Consejos para hacer esta ruta:

  • Evitar los meses de julio y agosto, que son los más concurridos y calurosos. Los mejores meses son mayo, junio, septiembre y octubre.
  • Reservar con antelación el alojamiento y el coche de alquiler, ya que la demanda es alta y los precios pueden subir mucho.
  • Conducir con precaución y paciencia, ya que la carretera es estrecha, sinuosa y con mucho tráfico. También hay que tener en cuenta que el aparcamiento es escaso y caro en los pueblos.
  • Disfrutar del paisaje y hacer paradas frecuentes para tomar fotos, comer algo o darse un baño.

La Toscana

La Toscana es otra de las rutas más populares y bellas de Italia, que recorre una región famosa por su arte, su historia y su gastronomía. La ruta puede empezar en Florencia, la capital del Renacimiento, donde se pueden visitar monumentos como el Duomo, el Ponte Vecchio o la Galería Uffizi. Desde allí, se puede seguir hacia Siena, una ciudad medieval con una impresionante plaza donde se celebra el Palio, una carrera de caballos. Otras paradas interesantes son Pisa, con su famosa torre inclinada; Lucca, con sus murallas renacentistas; San Gimignano, con sus torres medievales; o Volterra, con su legado etrusco.

Consejos para hacer esta ruta:

  • Planificar bien el itinerario y el tiempo que se quiere dedicar a cada lugar, ya que hay mucho que ver y hacer en la Toscana.
  • Alquilar un coche pequeño o mediano, ya que las carreteras son estrechas y las ciudades tienen zonas de tráfico limitado (ZTL) donde solo pueden entrar los residentes.
  • Aprovechar para degustar la gastronomía toscana, basada en productos locales como el aceite de oliva, el queso pecorino, el vino Chianti o la carne a la brasa.
  • Visitar algunos de los pueblos más pequeños y menos turísticos de la región, como Montepulciano, Montalcino o Cortona.

Los Dolomitas

Los Dolomitas son una cadena montañosa situada en el norte de Italia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de un destino ideal para los amantes de la naturaleza y el deporte, ya que ofrece paisajes espectaculares de picos rocosos, valles verdes y lagos cristalinos. La ruta puede empezar en Bolzano, la capital del Tirol del Sur, donde se puede visitar el museo arqueológico donde se exhibe la momia del hombre de hielo, Ötzi. Desde allí, se puede seguir hacia el lago de Carezza, uno de los más bonitos de la zona, y luego hacia el paso de Sella, donde se puede disfrutar de una vista panorámica de los Dolomitas. Otras paradas recomendables son el lago di Braies, el más fotografiado de la región; Cortina d’Ampezzo, una elegante estación de esquí; o el Tre Cime di Lavaredo, el símbolo de los Dolomitas.

Te puede interesar:  ¿Cuándo es el día de la madre en Italia 2024?

Consejos para hacer esta ruta:

  • Elegir la época del año según las actividades que se quieran realizar. El verano es ideal para hacer senderismo, ciclismo o escalada, mientras que el invierno es perfecto para practicar esquí, snowboard o raquetas de nieve.
  • Llevar ropa y calzado adecuados para la montaña, así como protector solar y gafas de sol.
  • Respetar el medio ambiente y seguir las normas de seguridad en los parques naturales y las pistas de esquí.
  • Probar la gastronomía local, que combina influencias italianas y austriacas, como los knödel (bolas de pan), el speck (jamón ahumado) o el strudel (pastel de manzana).

Conduce de forma segura por Italia

Recomendaciones para conducir de forma segura y legal en Italia

Italia es un país que se puede recorrer fácilmente en coche, ya que cuenta con una buena red de carreteras que conectan sus principales ciudades y regiones. Sin embargo, conducir en Italia también implica tener en cuenta una serie de requisitos, normas y consejos que te ayudarán a hacerlo de forma segura y legal.

Los requisitos para conducir en Italia

Para conducir en Italia hay que tener al menos 18 años y estar en posesión de un carnet de conducir válido. Los documentos necesarios son distintos según el tipo de vehículo y el país de origen del conductor.

  • Si tu carnet de conducir es europeo, no necesitas hacer ningún trámite, ya que tu licencia europea es válida en el territorio italiano.
  • Si tu carnet de conducir es extracomunitario, debes solicitar el permiso internacional de conducción (PID) en tu país antes de viajar a Italia. El PID es un documento que traduce tu carnet de conducir al italiano y a otros idiomas, y que tiene una validez de un año. Debes llevar siempre el PID junto con tu carnet de conducir original.
  • Si vas a alquilar un coche en Italia, debes presentar tu carnet de conducir, tu pasaporte o documento de identidad y una tarjeta de crédito a nombre del conductor. Además, debes contratar un seguro obligatorio y uno opcional que cubra los daños propios y a terceros.

Los documentos obligatorios para un vehículo matriculado en un país de la UE son: permiso de circulación, carnet de conducir y contrato de seguro. Los documentos obligatorios para un vehículo matriculado en un país extracomunitario son: permiso de circulación internacional, carnet de conducir internacional y contrato de seguro internacional.

Los peajes en Italia

Italia tiene una extensa red de autopistas (autostrade) que conectan las principales ciudades y regiones del país. Estas autopistas son de pago y se identifican con una señal azul con la letra A y el número correspondiente. El precio del peaje depende del tipo de vehículo, del recorrido y del operador. Se puede pagar en efectivo, con tarjeta o con un dispositivo electrónico llamado Telepass.

Para calcular el coste del peaje se puede usar la página web autostrade o la aplicación Autostrade per l’Italia. También se puede consultar el mapa interactivo con las tarifas actualizadas.

Consejos prácticos para usar las autopistas:

  • Respetar los límites de velocidad, que son de 130 km/h en condiciones normales, 110 km/h en condiciones meteorológicas adversas y 100 km/h en tramos con obras o curvas peligrosas.
  • Mantener la distancia de seguridad con el vehículo que va delante y usar el carril derecho para circular y el izquierdo para adelantar.
  • Evitar las horas punta, especialmente los fines de semana y los días festivos, cuando se pueden formar atascos o colas en las entradas y salidas.
  • Tener cuidado con los radares fijos o móviles que controlan la velocidad y las infracciones. Las multas pueden ser elevadas y se pueden cobrar directamente al conductor o al propietario del vehículo.

Los límites de velocidad en Italia

Los límites de velocidad en Italia varían según el tipo de carretera y el tipo de vehículo. Los límites generales son los siguientes:

  • 50 km/h en zonas urbanas
  • 90 km/h en carreteras secundarias
  • 110 km/h en carreteras principales
  • 130 km/h en autopistas

Estos límites pueden variar según las condiciones meteorológicas, la señalización o las obras. Se recomienda respetar siempre los límites de velocidad y estar atento a las señales que los indican.

Consejos prácticos para conducir a la velocidad adecuada:

  • Usar un GPS o una aplicación que indique la velocidad máxima permitida en cada tramo.
  • Tener en cuenta que los límites de velocidad pueden ser más bajos para los vehículos pesados, los remolques o las caravanas.
  • No exceder los límites de velocidad aunque otros conductores lo hagan o presionen para hacerlo.
  • Tener cuidado con los radares fijos o móviles que controlan la velocidad y las infracciones. Las multas pueden ser elevadas y se pueden cobrar directamente al conductor o al propietario del vehículo.