¿Cuánto gana un badante en Italia?

Si estás pensando en trabajar como badante en Italia, seguramente te interesa saber cuánto se cobra por este tipo de trabajo. Un badante es una persona que se ocupa de cuidar y asistir a personas mayores, enfermas o discapacitadas que necesitan ayuda para realizar las actividades de la vida diaria. Se trata de una profesión muy demandada en Italia, debido al envejecimiento de la población y a la falta de servicios públicos suficientes.

En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el salario y las condiciones de trabajo de un badante en Italia. Además, te mostraremos algunas tablas y listas con los datos más relevantes y actualizados sobre el tema.

Requisitos para trabajar como badante en Italia

Para trabajar como badante en Italia, es necesario cumplir con una serie de requisitos, tanto legales como formativos y personales. Estos son los más importantes:

  • Documentación: para trabajar legalmente como badante en Italia, se necesita tener un permiso de residencia válido y un código fiscal (codice fiscale). Además, se debe estar inscrito en el registro municipal (anagrafe) y en el sistema sanitario nacional (SSN). Si se es ciudadano de la Unión Europea, se puede solicitar la carta di soggiorno, que acredita el derecho a residir y trabajar en Italia por tiempo indefinido.
  • Formación: no existe una titulación específica para ser badante, pero se recomienda tener al menos la educación secundaria obligatoria (scuola dell’obbligo) y algún curso o diploma relacionado con el cuidado de personas dependientes. Algunas entidades ofrecen formación gratuita o subvencionada para badantes, como la Cruz Roja, Cáritas o algunas regiones y provincias.
  • Habilidades: para ser un buen badante, se requieren ciertas habilidades personales y profesionales, como ser paciente, empático, respetuoso, responsable, discreto y flexible. También se debe tener capacidad para resolver problemas, adaptarse a diferentes situaciones y comunicarse eficazmente con la persona asistida y su familia. Por supuesto, se debe dominar el idioma italiano y conocer la cultura y las costumbres del país.

Cuánto cobra un badante

¿Cuánto cobra un badante en Italia?

El salario de los badantes en Italia está regulado por el convenio colectivo nacional (CCNL) de los trabajadores domésticos, que se actualiza periódicamente para adaptarse a la inflación y al coste de la vida. El último aumento salarial se produjo el 1 de enero de 2023, y estableció los siguientes importos mínimos para los badantes, según el nivel profesional y el tipo de contrato:

Nivel Descripción Salario mensual bruto a tiempo completo Salario por hora a tiempo parcial o por obra
A Badante que realiza tareas básicas de cuidado y asistencia, sin necesidad de formación específica 1.057 euros 8 euros
B Badante que realiza tareas complejas de cuidado y asistencia, con formación específica o experiencia comprobada 1.115 euros 8,40 euros
C Badante que realiza tareas especializadas de cuidado y asistencia, con formación cualificada o certificada 1.173 euros 8,80 euros
Te puede interesar:  ¿Cómo cobrar la pensión en Italia para extranjeros?

Estos importes son brutos, es decir, que hay que descontar los impuestos y las contribuciones sociales que correspondan. Además, hay que añadir las pagas extraordinarias, que son dos al año: la paga de junio (tredicesima) y la paga de diciembre (quattordicesima). Cada una de estas pagas equivale a un mes de salario.

Otro concepto que hay que tener en cuenta es la indennità di vitto e alloggio, que es una compensación económica que recibe el badante que vive en el domicilio de la persona asistida (badante convivente). Esta compensación se puede pagar en dinero o en especie (es decir, proporcionando comida y alojamiento al badante). El importe mínimo establecido por el CCNL para la indennità di vitto e alloggio es de 345 euros mensuales, que se pueden sumar al salario o descontar del mismo, según lo acordado entre las partes.

Contrato de trabajo para badantes

Contrato de trabajo para badantes

El contrato de trabajo para badantes es el documento que regula la relación laboral entre el empleador (la persona o familia que contrata al badante) y el empleado (el badante). En él se establecen los derechos y obligaciones de ambas partes, como la duración del contrato, el horario de trabajo, el salario, las vacaciones, los permisos, etc.

Existen diferentes tipos de contrato de trabajo para badantes, según el grado de dependencia de la persona asistida y las necesidades del empleador. Estos son los más comunes:

  • Contrato a tiempo completo: es el contrato más habitual para los badantes que viven en el domicilio de la persona asistida (badanti conviventi) o que trabajan más de 40 horas semanales. El salario mínimo establecido por el convenio colectivo nacional (CCNL) para este tipo de contrato es de 1.057 euros mensuales brutos, más las pagas extraordinarias y las indennità di vitto e alloggio (ver más adelante).
  • Contrato a tiempo parcial: es el contrato que se aplica a los badantes que trabajan menos de 40 horas semanales o que no viven en el domicilio de la persona asistida (badanti non conviventi). El salario mínimo establecido por el CCNL para este tipo de contrato es proporcional al número de horas trabajadas, más las pagas extraordinarias.
  • Contrato por obra o servicio: es el contrato que se utiliza para los badantes que realizan servicios ocasionales o temporales, como sustituciones o refuerzos. El salario mínimo establecido por el CCNL para este tipo de contrato es de 8 euros por hora, más las pagas extraordinarias.

Cómo se calcula el salario

Cómo se calcula el salario de un badante

El salario de un badante se calcula en función del tipo de contrato, el nivel profesional, el número de horas trabajadas, las pagas extraordinarias y la indennità di vitto e alloggio. Veamos un ejemplo para cada tipo de contrato:

  • Contrato a tiempo completo: supongamos que un badante de nivel B trabaja 40 horas semanales y vive en el domicilio de la persona asistida. Su salario mensual bruto sería de 1.115 euros, más las pagas extraordinarias y la indennità di vitto e alloggio. Si el empleador le paga la indennità di vitto e alloggio en dinero, su salario mensual neto sería de 1.460 euros (1.115 + 345). Si el empleador le proporciona comida y alojamiento, su salario mensual neto sería de 1.115 euros.
  • Contrato a tiempo parcial: supongamos que un badante de nivel A trabaja 20 horas semanales y no vive en el domicilio de la persona asistida. Su salario mensual bruto sería de 528,5 euros (8 x 20 x 4,33), más las pagas extraordinarias. Su salario mensual neto sería de unos 450 euros, aproximadamente.
  • Contrato por obra o servicio: supongamos que un badante de nivel C realiza un servicio ocasional de 4 horas. Su salario por hora sería de 8,80 euros, más las pagas extraordinarias. Su salario bruto por el servicio sería de 35,2 euros (8,80 x 4). Su salario neto por el servicio sería de unos 30 euros, aproximadamente.
Te puede interesar:  ¿Cómo pedir la desocupación en Italia?

Estos son solo ejemplos orientativos, ya que el salario real puede variar según las condiciones particulares de cada contrato y los descuentos que se apliquen.

Cómo se paga el salario de un badante

El salario de un badante se paga normalmente en efectivo o mediante transferencia bancaria, según lo acordado entre las partes. El plazo para el pago del salario es mensual, y debe realizarse dentro de los cinco días siguientes al mes trabajado.

El empleador debe entregar al badante un recibo o una nómina (busta paga) que detalle los conceptos e importes del salario, así como los descuentos aplicados. El recibo o la nómina debe contener los siguientes datos:

  • Datos personales y fiscales del empleador y del empleado
  • Tipo y duración del contrato
  • Nivel profesional y categoría del empleado
  • Horas trabajadas y días de ausencia
  • Salario bruto y neto
  • Pagas extraordinarias e indennità di vitto e alloggio
  • Impuestos y contribuciones sociales
  • Firma del empleador y del empleado

El recibo o la nómina sirve como prueba del pago del salario y como documento para la declaración de los ingresos.

declarar ingresos de un badante

Cómo se declaran los ingresos de un badante

Los ingresos que obtiene un badante por su trabajo están sujetos a impuestos y contribuciones sociales, que deben ser pagados tanto por el empleador como por el empleado.

Los impuestos que se aplican son el IRPEF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) y el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), que se calculan según las tablas vigentes cada año. El IRPEF se descuenta directamente del salario bruto, mientras que el IVA se debe declarar anualmente mediante el modelo 730 o el modelo Unico.

Las contribuciones sociales que se aplican son las del INPS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) y las del INAIL (Instituto Nacional de Accidentes Laborales), que se calculan según los porcentajes establecidos cada año. Las contribuciones sociales se pagan mensualmente mediante el modelo F24 o mediante domiciliación bancaria.

Te puede interesar:  Trabajar en Italia sin papeles: ¿Es realmente legal?

El pago de los impuestos y las contribuciones sociales permite al badante acceder a los beneficios sociales y asistenciales que veremos a continuación.

Beneficios sociales para badantes

Beneficios sociales y asistenciales para badantes

Los badantes que trabajan legalmente en Italia tienen derecho a una serie de beneficios sociales y asistenciales, que les garantizan una protección y una calidad de vida dignas. Estos son los principales:

  • Pensión: los badantes que cotizan al INPS pueden acceder a una pensión de jubilación cuando cumplen los requisitos de edad y contribución. La cuantía de la pensión depende de los años cotizados y del salario percibido. Además, los badantes pueden beneficiarse de la totalización de las cotizaciones realizadas en otros países, si existen convenios bilaterales con Italia.
  • Asistencia sanitaria: los badantes que están inscritos en el SSN tienen derecho a recibir asistencia sanitaria gratuita o con copago, según su nivel de renta. Esto incluye la atención médica, las recetas, los análisis, las hospitalizaciones, etc. Además, los badantes pueden solicitar la tarjeta sanitaria europea (TSE), que les permite recibir asistencia sanitaria en otros países de la Unión Europea.
  • Permisos: los badantes que tienen un contrato de trabajo tienen derecho a solicitar permisos por motivos personales o familiares, como enfermedad, maternidad, paternidad, luto, etc. Los permisos pueden ser retribuidos o no, según el tipo y la duración de los mismos.
  • Vacaciones: los badantes que tienen un contrato de trabajo tienen derecho a disfrutar de vacaciones anuales retribuidas, según el número de horas trabajadas. El mínimo legal es de 26 días al año para los contratos a tiempo completo, y proporcional para los contratos a tiempo parcial.
  • Desempleo: los badantes que pierden su trabajo por causas ajenas a su voluntad pueden solicitar una prestación por desempleo al INPS, siempre que cumplan con los requisitos de cotización y búsqueda activa de empleo. La prestación por desempleo tiene una duración máxima de 6 meses y una cuantía variable según el salario anterior.

Ventajas y desventajas

Ventajas e inconvenientes de trabajar como badante en Italia

Trabajar como badante en Italia tiene sus ventajas e inconvenientes. Por un lado, puede ser una oportunidad para encontrar un empleo estable y bien remunerado, que permita vivir y ahorrar en un país desarrollado y con una rica cultura. Por otro lado, puede ser un trabajo exigente y desgastante, que implique renunciar a la propia vida personal y familiar, y enfrentarse a situaciones de precariedad y discriminación.

Por eso, es importante que los badantes se informen bien sobre las condiciones de trabajo y los derechos que les asisten, y que busquen mejorar su situación laboral y personal. Asimismo, es necesario que la sociedad italiana reconozca y valore el trabajo de los badantes, que son esenciales para el cuidado y la asistencia de las personas más vulnerables.

El futuro de los badantes en Italia dependerá de varios factores, como la evolución demográfica, la oferta y la demanda de trabajo, la legislación laboral, la integración social, etc. Lo que está claro es que los badantes seguirán siendo una figura clave para el bienestar de la población italiana, y que tendrán que adaptarse a los nuevos retos y oportunidades que se presenten.