El decreto flussi: Una oportunidad para trabajar en Italia

¿Te gustaría trabajar en Italia? Si eres ciudadano no europeo, debes saber que existe una ley que regula el ingreso de los extranjeros que quieren trabajar en este país. Se trata del decreto flussi, una norma que fija cada año el número de personas que pueden entrar en Italia por motivos laborales. En este artículo te explicamos qué es el decreto flussi, cómo funciona y qué ventajas tiene.

¿Qué es el decreto flussi?

El decreto flussi es una ley del gobierno italiano que establece el número de ciudadanos no europeos que pueden entrar en Italia para trabajar cada año. El decreto flussi se basa en las necesidades del mercado laboral italiano y fija las cuotas de ingreso para diferentes tipos de trabajo: dependiente, independiente y estacional. También regula el cambio de permiso de residencia para los extranjeros que ya están en Italia y quieren trabajar por cuenta propia o ajena.

El decreto flussi se aprueba anualmente por el Consejo de Ministros, previa consulta con las regiones, las organizaciones sindicales y empresariales, y los ministerios competentes. Se publica en la Gazzetta Ufficiale (el boletín oficial del Estado italiano) y entra en vigor al día siguiente.

¿Quiénes son los beneficiados del decreto flussi?

¿Quiénes pueden beneficiarse del decreto flussi?

Pueden beneficiarse del decreto flussi los trabajadores extranjeros no comunitarios que quieren trabajar en Italia en alguno de los sectores regulados por el decreto. Los trabajadores extranjeros comunitarios (es decir, los ciudadanos de los países miembros de la Unión Europea) no necesitan el decreto flussi para trabajar en Italia, ya que tienen libre circulación y acceso al mercado laboral.

Los sectores regulados por el decreto flussi son los siguientes:

  • Trabajo dependiente: El trabajo dependiente es aquel que se realiza por cuenta ajena, es decir, bajo la dirección y el control de un empleador. El trabajador dependiente tiene un contrato de trabajo que establece las condiciones de su relación laboral, como el horario, el salario, las vacaciones, los permisos, etc. También tiene derecho a recibir prestaciones sociales, como la seguridad social, la asistencia sanitaria, el seguro de desempleo, etc.
  • Trabajo independiente: El trabajo independiente es aquel que se realiza por cuenta propia, es decir, sin estar subordinado a un empleador. El trabajador independiente tiene una actividad profesional o empresarial que desarrolla con autonomía y responsabilidad. No tiene un contrato de trabajo, sino que emite facturas por sus servicios o productos, también debe pagar impuestos y cotizaciones sociales por su actividad.
  • Trabajo estacional: El trabajo estacional es un tipo especial de trabajo dependiente que se realiza solo durante un periodo del año. El trabajo estacional suele estar relacionado con las actividades agrícolas o turísticas, como la recolección de frutas, la vendimia, el trabajo en hoteles, restaurantes, balnearios, etc. El trabajo estacional tiene una duración máxima de 9 meses, y puede ser renovado por un periodo igual o inferior.
Te puede interesar:  ¿Puedo salir de Italia con el permiso de soggiorno?

¿Cuáles son las ventajas del decreto flussi?

¿Qué ventajas tiene el decreto flussi?

El decreto flussi permite a los ciudadanos no europeos entrar legalmente en Italia para trabajar y obtener un permiso de residencia; facilita la integración laboral y social de los extranjeros; contribuye al desarrollo económico y demográfico del país; satisface las demandas del mercado laboral italiano; previene la explotación y la irregularidad de los trabajadores extranjeros.

El decreto flussi 2023 (aprobado en diciembre de 2021) prevé la entrada de 82.705 personas por motivos de trabajo, distribuidas de la siguiente manera:

  • 44.000 para trabajo estacional, principalmente en los sectores agrícola y turístico-hotelero, procedentes de 30 países.
  • 30.105 para trabajo no estacional y autónomo, en los sectores del transporte por carretera, la construcción y el turismo.
  • 8.600 para el cambio de permiso de residencia por trabajo subordinado o autónomo.

Los países que pueden acceder al decreto flussi 2023 son: Albania, Argelia, Bangladesh, Bosnia-Herzegovina, Corea (República de Corea), Costa de Marfil, Egipto, El Salvador, Etiopía, Filipinas, Gambia, Ghana, Japón, India, Kosovo, Mali, Marruecos, Mauricio, Moldavia, Montenegro, Níger, Nigeria, Pakistán, República de Macedonia del Norte, Senegal, Serbia, Sri Lanka, Sudán, Túnez y Ucrania.

requisitos necesarios del decreto flussi

¿Qué requisitos se deben cumplir para solicitar el ingreso por el decreto flussi?

Los requisitos generales para solicitar el ingreso por el decreto flussi son los siguientes:

  • Tener un empleador italiano que presente la solicitud en línea.
  • Tener un contrato de trabajo.
  • Tener un pasaporte válido.
  • No tener antecedentes penales.
  • No haber sido expulsado o rechazado previamente de Italia o del espacio Schengen.
  • No haber superado los plazos máximos de permanencia como turista o estudiante.
  • Tener un alojamiento adecuado en Italia.
  • Tener un seguro médico.
  • Tener los requisitos específicos según el tipo de trabajo.

Los requisitos específicos según el tipo de trabajo son los siguientes:

  • Para el trabajo estacional, se debe tener una edad mínima de 18 años y máxima de 40 años; se debe presentar una declaración de disponibilidad del empleador; se debe tener una duración máxima del contrato de 9 meses; se debe tener una retribución mínima igual al salario mínimo legal; se debe tener una posibilidad de conversión del permiso de residencia por motivos de trabajo estacional en uno por motivos de trabajo subordinado o autónomo, previa autorización del Ministerio del Interior.
  • Para el trabajo no estacional, se debe tener una edad mínima de 18 años; se debe presentar una declaración de disponibilidad del empleador; se debe tener una duración mínima del contrato de 12 meses; se debe tener una retribución mínima igual al salario mínimo legal; se debe tener una posibilidad de renovación del permiso de residencia por motivos de trabajo subordinado o autónomo, previa autorización del Ministerio del Interior.
  • Para el trabajo autónomo, se debe tener una edad mínima de 18 años; se debe presentar una declaración de disponibilidad del cliente o socio italiano; se debe tener una actividad profesional regulada por la ley italiana; se debe tener una capacidad económica suficiente para el ejercicio de la actividad y el mantenimiento personal y familiar; se debe tener un título de estudio o profesional adecuado para la actividad.
Te puede interesar:  Obtén la Ciudadanía Italiana a través del Matrimonio: ¡Tu Pasaporte a la Italianidad!

¿Cómo se realiza el trámite del decreto flussi?

¿Qué es el procedimiento para solicitar el decreto flussi?

El procedimiento para solicitar el decreto flussi es el conjunto de acciones que deben realizar los trabajadores extranjeros y los empleadores italianos para obtener la autorización de entrada en Italia por motivos de trabajo. El procedimiento varía según la categoría laboral (dependiente, independiente o estacional) y el país de origen del trabajador.

El procedimiento para solicitar el decreto flussi se divide en dos fases: la fase de pre-entrada y la fase de post-entrada. La fase de pre-entrada consiste en presentar la solicitud del decreto flussi en línea, obtener la autorización de entrada (nulla osta) y solicitar el visado de entrada. La fase de post-entrada consiste en entrar en Italia, solicitar el permiso de residencia y firmar el contrato de trabajo.

¿Cómo se presenta la solicitud del decreto flussi en línea?

La solicitud del decreto flussi en línea es el primer paso del procedimiento para solicitar el decreto flussi. La solicitud se presenta a través del portal web del Ministerio del Interior, donde se debe crear una cuenta con un nombre de usuario y una contraseña. La solicitud se debe rellenar con los datos personales y profesionales del trabajador extranjero y del empleador italiano, así como con los documentos requeridos según la categoría laboral.

La solicitud del decreto flussi en línea se debe presentar en una fecha y hora determinadas, que se publican en el Gazzetta Ufficiale (Boletín Oficial) junto con el decreto flussi. La fecha y hora son diferentes según la categoría laboral y el país de origen del trabajador. El momento en que se presenta la solicitud es muy importante, ya que las cuotas de ingreso son limitadas y se asignan por orden de llegada. Por eso, se llama click-day al día en que se abre el portal web para presentar las solicitudes.

La solicitud del decreto flussi en línea se debe presentar por el empleador italiano, excepto en el caso del trabajo independiente, donde la puede presentar el propio trabajador extranjero. En el caso del trabajo estacional, la solicitud se puede presentar también por las asociaciones empresariales o las cooperativas agrícolas autorizadas.

Te puede interesar:  Certificado de antecedentes penales para ciudadanía italiana

Obteniendo la autorización y el visado

¿Cómo se obtiene la autorización de entrada (nulla osta)?

La autorización de entrada (nulla osta) es el segundo paso del procedimiento para solicitar el decreto flussi. La autorización de entrada es un documento que certifica que el trabajador extranjero cumple con los requisitos para entrar en Italia por motivos de trabajo. La autorización de entrada se emite por la prefectura (prefettura) competente según el lugar de trabajo.

La autorización de entrada se obtiene después de haber presentado la solicitud del decreto flussi en línea y haber recibido una confirmación positiva. La confirmación positiva significa que la solicitud ha sido aceptada y que hay una cuota disponible para el trabajador extranjero. La confirmación positiva se envía por correo electrónico al empleador italiano o al trabajador extranjero, según el caso.

Se debe obtener dentro de los 20 días siguientes a la recepción de la confirmación positiva. Para obtenerla, se debe pagar una tasa administrativa (marca da bollo) de 16 euros y presentar los documentos originales o legalizados que acrediten la identidad, la cualificación profesional y la oferta de trabajo del trabajador extranjero. La autorización de entrada tiene una validez de 6 meses desde su emisión.

¿Cómo se solicita el visado de entrada?

El visado de entrada es el tercer paso del procedimiento para solicitar el decreto flussi. El visado de entrada es un sello que se pone en el pasaporte del trabajador extranjero y que le permite entrar en Italia por motivos de trabajo. El visado de entrada se solicita en el consulado italiano (consolato) del país de origen o de residencia del trabajador.

El visado de entrada se solicita después de haber obtenido la autorización de entrada. Para solicitarlo, se debe pagar una tasa consular (diritto di visto) de 116 euros y presentar los siguientes documentos:

  • Pasaporte válido por al menos 3 meses más que el visado solicitado
  • Formulario de solicitud de visado debidamente cumplimentado y firmado
  • Fotografía reciente en color y con fondo blanco
  • Autorización de entrada (nulla osta) original o copia autenticada
  • Certificado médico que acredite el buen estado de salud del trabajador extranjero
  • Seguro médico que cubra los gastos sanitarios y el traslado al país de origen en caso de enfermedad o accidente
  • Documentos que demuestren la disponibilidad de alojamiento en Italia
  • Documentos que demuestren la disponibilidad de medios económicos suficientes para la estancia en Italia

Se debe solicitar dentro de los 90 días siguientes a la emisión de la autorización de entrada. El consulado italiano tiene un plazo máximo de 30 días para examinar la solicitud y emitir el visado. El visado tiene una validez igual a la duración del contrato de trabajo, con un máximo de 9 meses para el trabajo estacional y 2 años para el trabajo dependiente o independiente.